ACUSACION PENAL BARCELONA

ACUSACIÓN PENAL

"Si tenéis la fuerza, nos queda el Derecho"
Victor Hugo
Abogados Penalistas en Barcelona

El Derecho Penal es una rama del derecho público de un estado. Es definido por la RAE como el Derecho que “define las conductas que se consideran delitos o faltas y determina las penas o medidas de seguridad que han de imponerse a sus responsables.”

Nuestro sistema procesal penal se construye a partir de lo que se conoce como "principio acusatorio". La consecuencia fundamental de dicho principio, para lo que aquí nos interesa, es que nadie puede ser condenado por un delito si no existe una parte acusadora que sostenga la acusación a lo largo del proceso. Nuestro sistema contempla tres tipos distintos de acusación: la pública, la particular y la popular. La primera de ellas es ejercida por el propio estado a través el Ministerio Fiscal, la segunda corresponde a la víctima del correspondiente delito y la tercera a cualquier persona que quiera mostrarse parte acusadora en un determinado proceso penal. Ninguna de ellas está obligada a sostener la acusación en ningún proceso penal, por lo que, en caso de que no haya ninguna parte acusadora, el proceso no podrá prosperar.

Las acusaciones populares son extremadamente infrecuentes, así que, como víctimas, hay que tener en cuenta que, en aquellos casos en los que el Ministerio Fiscal decida no formular acusación, la posible continuación del proceso va a depender, exclusivamente, de la decisión de la victima de constituirse como acusación particular. En este sentido, es importante también tener en cuenta que la mera interposición de una denuncia por parte de la víctima, ya se haya presentado en la policía, en la fiscalía o en el propio juzgado, no la convierte en parte acusadora, pues la interposición de una denuncia no tiene más efectos que los de poner en conocimiento de las autoridades la comisión de un hecho delictivo, pero si lo que la víctima realmente quiere es ser parte acusadora del proceso, y no dejar su posible continuación en manos de lo que el Ministerio Fiscal decida hacer, no hay otra alternativa que la de constituirse como acusación particular, defendida por abogado y representada por procurador.

Una vez la víctima se ha constituido como acusación particular, ya es parte en el proceso. Su función a partir de aquí será la de ejercer de parte acusadora, aportando pruebas y solicitando que se dicte una sentencia condenatoria contra los autores de los delitos.

En IGH abogados penalistas contamos con abogados  expertos en la defensa de los derechos de aquellas personas que han sido víctimas en la comisión de un delito. Nuestro objetivo es conseguir la satisfacción de los intereses de nuestros clientes, mediante la obtención de una sentencia que condene a los autores de los delitos, no solo a la correspondiente pena, sino también a indemnizar a la víctima en una cantidad que resulte suficiente para reparar la totalidad del daño sufrido.